¿Cuándo se solicita una prueba caligráfica?

Entre las funciones que realizar de un perito calígrafo en Valencia, se encuentra la de realizar una prueba oficial en procedimientos judiciales. Por eso, vamos a aprovechar esta nueva entrada del blog para explicarte brevemente en qué casos se pueden solicitar las pruebas caligráficas.

En el ámbito de la jurisdicción penal, estas pruebas se pueden solicitar tanto por el juzgado habitual como por la fiscalía o por la conocida acusación particular. El objetivo es determinar la autoría de un escrito, por lo que se debe cotejar el cuerpo de la escritura de una persona para saber si ha escrito o no lo que se conoce como prueba indubitada. Para ello, en presencia judicial se le hace escribir un nuevo texto, que puede ser dictado por el propio tribunal o por un secretario judicial.

En algunas ocasiones, cuando hay dudas razonables, puede ser aconsejable contar con la opinión de un profesional que se encargue de examinar el documento o los documentos en cuestión con el fin de que valore si merece la pena o no solicitar la prueba en la audiencia previa. Esta figura experta y profesional encargada de examinar el documento es el perito calígrafo en Valencia.

Hay que tener en cuenta que la prueba pericial caligráfica debe detallar claramente el alcance, decir en qué consiste y qué es lo que el perito designado va a analizar. También es necesario especificar el material caligráfico que usará el experto. Si no está detallado el material a considerar en la prueba, el perito tendrá que solicitar al abogado que la propone las firmas o documentos que se deben tener en cuenta. La Ley de Enjuiciamiento Civil especifica la regulación de la prueba.

En el caso de que necesites consultar alguna duda al respecto, te sugerimos que pases por Calima y te explicaremos nuestra experiencia en estos procedimientos.